lunes, 31 de julio de 2017

Mi primer "hyttetur" - Segundo dia - Parte 1

Después del "coitos-interruptus" que ha supuesto que escribiese sobre la visión de los noruegos y "la familia", procedo a contar mi segundo día de Hyttetur. Agárrate los machos que vienen curvas.

Nos despertamos por tandas, unos más perjudicados que otros, y tenía a un compañero preparando tostadas, huevos y bacon para todos. El desayuno de los campeones para una noche de borrachera. Una vez terminados de desayunar, algunos se propusieron ir a esquiar, y así lo hicieron. Los que nos quedamos empezamos a beber cerveza a eso de las 10AM con la escusa de "Son las 5 de la tarde... en algún sitio".

Charlamos durante las siguientes horas hasta que recibimos un mensaje de uno de los compañeros que estaba esquiando en las pistas: "Oye, que estaremos en la hytta sobre las 15:00, por si podéis tener la comida preparada", y a ello que nos pusimos... a pinchar pinchos, salchichas, brochetas y a encender la barbacoa para esa hora.

Llegaron todos los del esquí, y decían: "A las 16:30 empieza el "Afterski-Party" y vamos a ir todos", así que me preguntaron si yo tenía ropa de esquí; evidentemente no, no pensaba esquiar. Así que me dejaron uno. Todo ésto mientras nos bebíamos entre 10 personas unas 4 botellas de Jagger, otras dos de aquavit de ese y el ron legendario que yo me había llevado. Si, todo nos lo bebimos comiendo en hora y media... Y no, no estoy exagerando.

Pues bien, nos recogió un autobus a todos, yo con mi atuendo de esquiador de haber estado todo el día en la montaña, bromas de "Edu, tú di que no veas que viento hacía arriba en la montaña y así entablas conversación con cualquiera", "La nieve estaba hoy buena buena", y cosas así...

Llegamos a las pistas de esquí, y en la falda de la montaña, un bareto semi-improvisado y como 5-6 barras para servir cervezas en jarras de 2 litros. Y en la puerta del bareto, el dueño de mi empresa, su mujer y su hija, con los esquís puestos... Y todos nosotros borrachos perdidos. Los saludamos y entramos al bar, donde había música y se preparaba un concierto, muy buen ambiente. En menos de 3 minutos me invitaron a un gin-tonic y a chupitos de aquahvit. Y a los 5 minutos de entrar, con mi gin-tonic en la mano que aún no había saboreado porque no le había dado tiempo a enfriarse... El dueño de mi empresa empezó a repartir vasos de plástico para todos y tenia en la otra mano una botella de Carlsberg de 5 litros, y empezó a repartir... y a bañarnos en cerveza. Si amigos, tenia en una mano un gin-tonic enfriandose, en la otra una cerveza que me chorreaba por la mano y... si, otro chupito de aquahvit me llegó directo a la boca. Todo era fiesta y jubilo, y mi higado me decía que ya era tiempo de parar... Pero cuando me acabé el gin-tonic y la cerveza (Nunca bebo cerveza, no me gusta...) (Ni Gin-tonics, que coño, tampoco me gustan los gin-tonics), apareció otro gin-tonic y otros 3-4 chupitos de aquahvit.

El local comenzó a llenarse de gente disfrazada (Como yo) de esquiadores. La cerveza volaba de una punta a la otra, la gente se subía a las mesas a saltar, bailar, y a romper las jarras de cerveza contra el suelo... ¡Pero no importaba nada! Nadie se enfadaba, nada... Todo era alegría y diversión (Ya vendrá luego alguien a recoger el estropicio que dejamos aquí... pensarán). En cuestión de media hora empezó el concierto y aquello era un hervidero de personas, un calor sofocante, todos con abrigos de plumas puestos, pantalones de esqui, todos sudados... Pero sin parar de bailar, gritar, cantar y reirse... Me parecía estar en una fiesta de Asterix y Obelix pero en moderno.

A eso de las 18:00 salimos de allí, mis compañeros me arrastraron a la calle y yo no podía más, el alcohol había hecho su efecto y el golpe de frio al salir del bareto fue increible. Entonces pensé para mis adentros: "Por fin, vámonos a tomar por saco, no puedo beber más...". Y me dijo mi compañero: Ahora abren la discoteca que está aquí abajo, y se monta una fiesta que te cagas... ¡PERO QUE COJONES! - Pues nada, otro compañero sacó otra cerveza "para el camino" (200 metros cuesta abajo)... Pero eso os lo cuento en el póximo post. Os prometo que será antes de lo que pensáis, que os tengo abandonaos :P

lunes, 10 de abril de 2017

Diferencias culturales en la unidad "familiar"

Buenos días a todos y a todas. Se que muchos estáis esperando que os describa mi segundo día de hyttetur, pero hoy me veo en la obligación de escribir sobre éste asunto que, si bien es un tema de conversación habitual con mis amigos españoles que viven en Noruega, jamás lo he abordado en el blog.

¿Qué es para ti una familia? - Familia son tus padres, tus hermanos y, en menor medida, tus tios y tus primos, ¿No? - Pero también existe otra "familia", que es la que TÚ decides que sea tu familia, y esa es tu pareja. Cuando decides empezar una relación con alguien, suele ser porque os gustáis y lo pasáis bien juntos, tenéis aficiones en común y opiniones similares. Esa elección, al menos para mi, tiene un significado muy grande; y cuando elijo a una persona, la elijo para toda la vida, con sus cosas buenas y malas, porque así lo he decidido. Y luego existe una última elección, que es tener un hijo en común, y eso ya son palabras mayores. Cuando decides tener un hijo con una persona, formas una familia completa, y ese hijo es para toda la vida; no es un juguete, no es una cosa que puedes intercambiar o regalar; es una persona que tienes que cuidar el resto de tu vida.

Como español, creo que la familia que eliges, tiene una importancia brutal en tu vida y que afianzar esa familia teniendo un bebé es porque realmente crees que esa familia te acompañará toda tu existencia, cuidando de ti y de tu descendencia.

Pues en Noruega, no es así. O al menos yo no lo veo así. Aquí se tienen hijos por dinero, se tienen hijos por tomarse un año sabático, se tienen hijos para desgravarse el gasto de guardería en la declaración de la renta, y poco más... No es raro encontrarse con personas con menos de 25 años, que tienen dos y tres hijos de 2 o 3 padres/madres diferentes. ¿Pero qué cojones pasa aquí?. Pero es que eso no es lo peor, ya que, por circunstancias de la vida, puedes tener un hijo no deseado, una relación tormentosa, etc, etc... Pero tu hijo SIEMPRE será tu hijo. Aquí en Noruega, no. Aquí, cuando conoces a una persona con un hijo y le preguntas: ¿Dónde está? - Te dice: "Con el padre/la madre" - Si, si, pero... ¿Dónde está? ¿Qué está haciendo? - Ah pues ni idea. ¿PERO QUÉ COJONES TE PASA EN LA MENTE? Es tu puto hijo y... ¿No sabes qué planes tiene su padre/madre para él en los días que no está contigo?; ¡Pues claro que no! Solo tienen hijos por cuestiones económicas y después, cuanto menos tiempo pase conmigo, mejor.

Pero quieto parao ahí... No me digas "Eso no es así en el 100% de los casos hombre, yo conozco a una familia tradicional, blablabla..." Ya sé hombre, ya sé que siempre hay excepciones, pero aquí se trata de generalizar por lo que se ve en la mayoría; y ésto que os cuento es lo que llevo viendo 4 años. He conocido gente que me ha dicho: "Uff, tengo ganas de irme un mes a tal sitio de vacaciones, y otro mes a otro sitio más... pero si me las cojo de vacaciones, no cobro, así que voy a quedarme embarazada" mientras me decían en otras conversaciones: "No estoy a gusto con mi pareja, en cuanto encuentre a otro mejor, me las piro". ¿PERO QUE COÑO...? Si no estás a gusto, pírate... pero no hagas la táctica del mono, pedazo de cabrón/cabrona. (Para los que no sepan lo que es la táctica del mono, es cuando no se deja a tu pareja hasta que no tienes otra afianzada 100%, como los monos cuando van de liana en liana, que no sueltan la anterior si la siguiente no es 100% estable).

Desconozco si os habéis encontrado con muchos casos así, o pocos, o ninguno... Pero de verdad me gustaría saberlo, me encantaría saber qué opinais de la diferencia de la importancia que le damos en España a "la familia" y la que le dan en Noruega, donde el libertinaje ha superado a la libertad y aquí el individuo solo mira por si mismo, o no... ¿Qué opináis?

miércoles, 5 de abril de 2017

Mi primer "hyttetur" - Primer día -

¿Sabéis qué es un "hyttetur"? - Para los que no lo sepáis, es un viaje que se hace con los compañeros de trabajo durante un fin de semana a una casa/hytta en la montaña. Hay empresas que son dueñas de hyttes por todo el país, y los empleados pueden ir cuando quieran; y otras que alquilan para ese finde en concreto. El caso es ir, esquiar, comer, beber y pasárselo bien y socializar.

Y bueno, ya va a hacer casi dos semanas de mi primer hyttetur noruego con noruegos/as y "afterski" incluido, y creo que es hora de contar como fue mi primer día.

Si amigos, llevo ya 4 años en Noruega. Justo hoy, cuatro años... y hasta ahora no había ido a ningún "hyttetur" a la montaña. Básicamente porque la primera empresa en la que trabajé no organizaba nada de eso, y en la última que trabajé dos años era tan sumamente grande, que lo que hacían al año era alquilar un barco durante 24H y meter a los 500 empleados a emborracharse (Cosa que no me atrajo especialmente).

Así que ahí estaba yo, decidido a divertirme, pasármelo bien y conocer un poco más a mis compañeros. Tuve la idea de hacer una paella (Para los Valencianos: Arroz con cosas; Para el resto de españoles: una paella con lo que pude encontrar de ingredientes aquí). Así que me llevé mi paellera con mi bombona de gas (Para los Valencianos: me llevé una paella con su quemador) y un compañero se encargó de comprar los ingredientes que le pedí.

Bien, como era un fin de semana para emborracharse y yo NO bebo casi nada de alcohol (No cervezas, no sidras, no chupitos, no tequila, no ginebra, no whiskey...); solo bebo ron Legendario con cocacola o, en su defecto, un mojito casero con 7-Up, azúcar quemada, lima y hierbabuena. Decidí pedirle a mis compañeros que, por favor, me comprasen una botella de Legendario para poder beber algo de alcohol... Y como no se puede comprar en Noruega, solo bajo pedido, tuve que pedirla y llegó JUSTO el viernes a las 10:00 (Algunos compañeros se fueron a las 8:00 para poder ir a esquiar al llegar, ya que había como 4 horas de coche desde las oficinas hasta la casa en la montaña). Pues bien, recogí mi botella de Legendario a las 10:00 y me fui en mi coche con otro compañero, rumbo a nuestra hytta en la montaña, cerca de la estación de esquí de Hemsedal.

Llegamos y nos encontramos en una hamburgueseria con uno de mis jefes y otros dos compañeros. Eran las 14:00 mas o menos, y ya llevaban 3 o 4 cervezas (Menos el que conducía, claro...). Otros 4 compañeros estaban ya esquiando y a nosotros nos dieron permiso para entrar a la hytta (Que era de alquiler) a eso de las 15:00. Pues bien, llegamos, sacamos las cervezas, la bebida, etc... y empezamos a beber (Yo incluido, mis primeros mojitos). Deciros que la hytta tenia 8 habitaciones, 4 triples y 4 individuales con baño individual y ducha, mas otros tres baños completos con ducha (Total 7 baños). Abajo tenia sauna y jacuzzi para 4 personas y, lamentablemente, se ve que éste año no habían podido poner el jacuzzi en la terraza, una lástima de verdad.

Me puse a picar las verduras, rayar el tomate, un caldito de pollo y empecé con las "costillas" en la paellera. Todo ello... mojitos en mano... (Para muestra, la paellera, el quemador y la nieve...)


Llegaron todos mis compañeros (Los que estaban esquiando) y ya se habían tomado como 4 o 5 cervezas en la estación de esquí, y sobre las 17:30 estaba la paella lista y nos pusimos morados. Ron con cocacola para comer... no me permitían beber agua. Todos quedaron alucinados con la paella y todos repitieron. Normal... están acostumbrados a comer salchichas en lømper de esas como mucho cuando van de hyttetur, pues fliparon...

La tarde fue un ir y venir de risas, alcohol, chupitos, etc... algunos compañeros se fueron de fiesta nocturna sobre las 20:00 al pueblo de al lado, a beber y beber y beber... Uno de los compañeros que más hincapié tuvo en que nos fuésemos, yo incluido, al pueblo a seguir de fiesta, se quedó dormido antes de que llegase el taxi de la borrachera que llevaba encima. Yo decidí darme una ducha, porque me había pegado una paliza de conducir por carreteras de montaña, de hacer la paella, y, por qué no decirlo... me había hartado de mojitos y ron con cocacola. Cuando terminé de la ducha y el cepillado de dientes (Ni 10 minutos), ya había vuelto uno de mis compañeros... que no podía más, que creía que si... pero no. Total, que con la borrachera nos quedamos tirados en el sofá viendo una pelicula hartándonos de chocolate, patatas fritas y chucherias que nos pedía el cuerpo después de tanto alcohol.

Cerca de la 1:00 llegó mi encargado, del pueblo... Entró, dejó las zapatillas en medio de la entrada, subió arriba, soltó la chaqueta en medio del otro salón... y se acostó. No dijo ni hola, ni buenas noches... nada, de la pea que llevaba. Al día siguiente le dijimos que le vimos entrar y dijo "Ah! Como estaba todo en silencio, pensé que no había nadie despierto..." - ¡VENGA TIO! ¡ESTABAMOS VIENDO EL PUTO QUINTO ELEMENTO! Se oían disparos y chillidos hasta en Alcorcón... Valiente pea que llevaba el notas.

En definitiva, mi primer día de hyttetur fue magnífico... me harté de beber, comer, hablar y reírme... Pero lo bueno y lo que de verdad me dejó con el culo torzío fué el segundo día... Y creo que ese segundo día, ese sábado... se merece todo un post para él solito; que escribiré en un par de días en cuanto encuentre las fuerzas y las palabras para describirlo.